Seguidores

miércoles, 21 de febrero de 2007

Mi rosa roja


Reclamaste por mi rosa roja
pues te hirieron sus espinas.

Caminaste mi sendero

y tus plantas quedaron heridas.

Te ofrecí mi amor entero

y sólo aceptaste una medida.

Cuando volví trayendo leña

mi rosa ya estaba marchita.