Seguidores

miércoles, 28 de marzo de 2007

CUANDO TE ACERCAS

Quiero ser agua tranquila y transparente
o bien tierra profunda,
ser árbol de cien inviernos
cipo de peregrinos.
Quiero ser gusano de húmeda sombra
anónimo como estrella que nadie observa.

Pero cuando tú te me acercas
quiero ser el sol imprescindible,
río, volcán, viento norte, pájaro que vuela.
Siento la fundamental fragancia
de los intersticios del planeta,
de tus cabellos,
de tu sudor y de tu sexo.
Y escucho el reloj de tu corazón
y me asombro del valor de las palabras
cuando ya somos árbol
con raíces fundidas
en la tierra vital de los efectos.