Seguidores

jueves, 23 de agosto de 2007

El Cambio


Transcribo un trozo del libro "Ligero de Equipaje" (Pags. 29 y 30) de Carlos G. Vallés, sobre un curso dictado por Tony de Mello, en la India, poco antes de morir:

"...Lo que nos mueve a querer cambiarnos a nosotros mismos o a otros es la falta de tolerancia, y eso es inaceptable. Queremos cambiar sencillamente porque no nos aguantamos y lo que hay que atacar ahí no es la necesidad de cambio sino la falta de aguante. No toleramos en nosotros mismos un defecto, una falla, una debilidad moral o psicológica, y nos empeñamos en corregirla con verdadero autodesprecio y velada violencia... y nos imponemos el deber de cambiar para volver a ser personas respetables ante nosotros mismos y ante la sociedad. Cambiamos para ser aceptados, para responder a las expectativas que se tienen respectos de nosotros, para ajustarnos a la imagen ideal que de nosotros mismos hemos concebido y llevamos siempre adentro. Nos falta paciencia con nosotros mismos y nos forzamos a cambiar. Y eso nunca resulta. La violencia nunca ayuda al crecimiento.
El único cambio aceptable es el que viene de aceptarse a sí mismo.
El cambio nunca puede forzarse: el cambio sucede".