Seguidores

sábado, 27 de julio de 2013

LLUVIA TARDÍA


La lluvia juguetona 
se ha encontrado con mi casa
mojando su rostro.
Salgo afuera y también me besa
con su húmeda boca.

Los árboles se regocijan
y lloran emocionados
de recibir tanta ternura,
la misma que recibo
pretextando alguna compra
en el almacén
de la próxima avenida.















¿Por qué lluvia llegaste tarde?
Te esperó y esperó
el árbol frente a mi casa
y de tanto esperar
arañó con sus oscuros dedos
las tuberías subterráneas,
decretando el municipio
tu desesperanza mortal
de abrazar el sol, el viento
y los pájaros que han huidos.

Ya no habrá sombra de verano
que pueda protegerme
pero hoy
la lluvia y yo nos amamos
como siempre. 

Fotografía desde el antejardín de mi casa.

sábado, 13 de julio de 2013

LAS CAMPANAS



No me gustan las campanas

obligadas por sepelios;

Prefiero aquellas que danzan

invitadas por el viento.

martes, 2 de julio de 2013

BAJO UN PORTICO

Por cientos de calles,
ríos que no saben adonde llegar,
corren hombres y mujeres
apretándose, separándose
en espera del bus
o del metro.
Llueve.
Saludos rápidos
los mismos de ayer
va pasando
la vida.










Un hombre oscuro,
foto antigua y degradada,
se recoge
bajo un pórtico.
Un cartón, 
antes caja con alimentos,
le abriga del frío
y la indiferencia.
¿Quién eres?
¿Cuándo olvidaste el calor
de una estufa hogareña?
¿El alcohol te hizo
peregrino obligado?
Somos ríos
que por las calles
no sabemos adonde llegar
A veces
en un pórtico
como el tuyo
por un rato 
nos guarecemos
y pasamos de largo.

               Foto Colección de Google