Seguidores

lunes, 7 de julio de 2014

UNA LÁGRIMA









En sus ojos ha quedado
una lágrima
pues siendo su abogado defensor,
perdió la causa
por un amor que tocaba a su puerta
y murió esperando que abriera.




Autor: Vicente Corrotea A.

Fotografía de la Colección de Google.