Seguidores

viernes, 17 de octubre de 2014

RECORDANDO A MAMÁ

Van y vienen los recuerdos
como aves migratorias
que caen al mar del olvido
o se reproducen en medio de la bruma
de una foto pintada en sepia por el tiempo.

Justo allí, 
a la llegada de los fantasmas nocturnos
parados en las puertas del sueño,
siento el perfume de mi madre
sobre el necesario acopio de los aromas
de su delantal menos pulcro.
La albahaca de las legumbres, 
la menta de su infusión de hierbas amargas,
el orégano y la ruda,
junto a la cebolla y el ajo
mientras vuela por el aire 
la fragancia del pan recién fabricado.












Ahora que los fantasmas 
no se alimentan de mis miedos,
pasea una lágrima apacible
dándome una pequeña luz
antes de besar a mi almohada.

Autor: Vicente Corrotea A.

Imagen tomada de la colección de Google

viernes, 3 de octubre de 2014

BIODANZA

Va pasando la noche de siglos 
de racionalismos patriarcales
que pretendieron empalidecer el sol
levantando muros
y banderas de rivalidades infinitas
y moralidades opresoras.

La nueva aurora
nos guía por antiguas avenidas
conduciendo nuestros cuerpos y corazones
haciéndonos fraternos destinatarios
de la biodanza.
Descalzos nuestros pies
sentimos el profundo latido de la tierra viva
que sueña volver a vestirse
con el encanto original
tanto tiempo mancillado
por la avaricia y el orgullo 
de los humanos.  








Hoy en un círculo sagrado, 
desnudos de fatuidades y soberbia,
evocamos en nuestros sueños
y en el fondo de la historia
la sabiduría del ancestral lenguaje 
del cuerpo y la conciencia
en el rito de la música y la caricia.

Autor: Vicente Corrotea A.

Fotografía de la Colección de Google